Gobernador no confirma presencia de cartel de Sinaloa en Cauca

Aunque autoridades y la Organización Nacional Indígena (Onic) selalan que hay amenazas del cartel de Sinaloa, el gobernador óscar Campo dijo que no se ha confirmado la presencia de esa organización vinculada al narcotráfico.

Campo se declaró a favor de incentivar a quienes denuncien la identidad y procedencia de quienes agredieron a bala un bus escalera, en la que murieron dos guardias indígenas y salieron heridas ocho personas más-

El presidente de Colombia, Iván Duque, señaló que ataque proviene de narcotráfico, pero comunidades nativas hablan de una alianza con paramilitares y complicidad estatal.. Este año han asesinado 36 nativos.los responsables.

En la mañana del sábado, desde flancos de la carretera, una banda arma disparó contra cuando un bus escalera, de los llamados ‘chivas’, en la vereda Venadillo, entre el municipio de Toribío y el corregimiento El Palo, en Caloto.. Murieron los guardias indígenas Kevin Mestizo Coicué, de 23 años, y Eugenio Tenorio Yosando, de 46, mientras que otros ocho pasajeros salieron heridos, Cuando la comunidad se movilizaba a conocer lo ocurrido vino otro abaleo que dejó cuatro heridos más.

En la región se comenta que la emboscada fue cometida por una banda que lidera alias ‘El indio’

Comunidades indígenas del Cauca piden acompañamiento. Sus vidas están en juego, hay emergencia humanitaria. Criminales no pueden doblegarlos. La guardia y sus líderes se respetan. Los he visto destruir fusiles y caminar por la paz de todos en Colombia.@Pontifex_es@CRIC_Caucapic.twitter.com/ow8yXOKi9R

— JesusAbadColorado (@AbadColorado) August 11, 2019

La Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic) denunció que en las últimas horas se han recibido dos nuevas amenazas contra las comunidades indígenas del Cauca, en donde en una de esas el Cartel de Sinaloa se hace responsable del hecho donde perdieron la vida los guardias indígenas…La segunda amenaza la hace el grupo “distrito doce” quien advierte del inicio de “la limpieza” en los municipios de Miranda, Corinto, Caloto, Toribio, Tacueyó y San Francisco”, dice el comunicado.

El gobernador del Cauca, Oscar Rodrigo Campo Hurtado, desde la plaza central del municipio de Toribío, donde se llevaría a cabo la premiación la séptima feria y concurso “El mejor café del Cauca 2019”, a la que iban los viajeros de la chiva, no comfirmó la presencia de carteles mexicanos. El festejo fue aplazado a debido a los actos violentos´. Manifestó que ya se cuenta con presencia de 120 hombres de la fuerza pública en las zonas de Toribío, Caloto y Corinto.

Planteó que los indígenas hacen control territorial y esto choca con los intereses de estructuras criminales del narcotráfico:

“Hoy dos guardias más han sido asesinados por balas criminales, esto nos lleva a alzar una voz de protesta ante los violentos. Me sumo como Gobernador a no descansar en acciones que tienen que ver con incentivar económicamente información que permita dar con el paradero de los cabecillas que están al frente de estos grupos criminales, a pedir y demandar de la fuerza pública un accionar efectivo en el marco de los derechos humanos; porque no podemos permitir que siga creciendo este mal que nos agobia hoy en el departamento.”, expresó Campo Hurtado, quien no confirma que sea una acción dirigida por el cartel de Sinaloa.

En ese sentido, ratificó su llamado al Gobierno Nacional para que la implementación del proceso de paz sea una realidad: “Un proceso que requiere sustitución e inversión directa en estos territorios que históricamente han sufrido el conflicto”, dijo.

#CAUCA | La Comisión de la Verdad acompaña la sesión extraordinaria de la junta directiva del Consejo Regional #Indígena del Cauca (CRIC) en Tóez, #Caloto, convocada a raíz de la generalizada agresión contra la vida y la integridad de los pueblos indígenas del departamento. pic.twitter.com/oLlf3X3jyv

— Comisión de la Verdad (@ComisionVerdadC) August 11, 2019

Según información recopilada por la Oficina de la ONU en Colombia, en 2018 se presentaron en territorios indígenas en el Norte del Cauca, 46 homicidios. De este número de personas asesinadas, 26 hacían parte de alguna de las 21 comunidades; siete de ellas pertenecían directamente al movimiento de derechos humanos indígena, así: un docente; una lideresa indígena; un exconsejero de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca; una autoridad tradicional en ejercicio; dos guardias indígenas, dos personas “liberadores de la madre tierra”.

Alberto Brunori, representante en Colombia de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, rechazó la serie de ataques contra la población indígena. Dijo que en lo que va corrido del 2019, la Oficina ha recibido información sobre el homicidio de 36 integrantes del Pueblo Nasa del Norte del Cauca; sumados a aproximadamente 53 amenazas de muerte y 8 atentados. “En comparación con el año anterior, agosto de 2018, hoy hay a la misma fecha 9 casos más de homicidios. Una situación decididamente alarmante”, indicó.A

“Condeno con firmeza los ataques en contra de la Guardia Indígena, al igual que los homicidios del médico tradicional, the wala,Enrique Güejia, de Tacueyó, y del coordinador de la guardia indígena de Toribío Gersain Yatacué, quienes fueron asesinados en los últimos días. Estas muertes violentas no solo impactan la estructura organizativa y el gobierno propio ancestral, sino que tienen una dimensión y afectación cultural enorme”, declaró Brunori,

Con una declaratoria de ’emergencia territorial’, las autoridades indígenas anunciaron que le saldrán al paso a la serie de crímenes y ataques en el norte del Cauca. La decisión conlleva una ‘minga hacia adentro’ en busca de quienes les están disparando.

“La información que tenemos es que hay grupos armados organizados que están en la actividad del narcotráfico que han estado atentado contra liderazgos indígenas, que han estado amenazando a las comunidades”, señaló el presidente Duque, desde un consejo comunitario.

El Consejo Regional Indígena (Cric) dice que “no nos dejaremos intimidar por las voces de muerte, y defendernos la vida hasta el final cueste lo que cueste, con nuestros bastones de autoridad y los colores que simbolizan el espíritu de nuestro proceso”.

El consejero indígena Harold Secué, a nombre del Cric, las 126 autoridades y seis asociaciones, dijo que “denunciamos ante la comunidad internacional que nos están matando, hoy en tiempo de un posconflicto de un proceso de paz que el propio Gobierno ha querido hacer trizas. Y elevamos un llamado de atención porque se nos pone en riesgo cuando dice que la Fuerza Pública coordina acciones con nuestras autoridades. Pero también cuando se asegura que no permitimos el acceso de esas autoridades cuando en este territorio hay siete bases militares. “.

Plan pistola que adelantan grupos delincuenciales llamados disidentes asesina otros dos guardias indígenas en el norte del Cauca esta madrugada. 4 heridos son trasladado a la ciudad de Cali. Arrecia matanza de indígenas en Cauca.

— Feliciano Valencia (@FelicianoValen) August 10, 2019

El viernes 2 de agosto fue asesinado Gersain Yatacué en Toribío; y el domingo 4 de agosto fue asesinado Enrique Güejia, sabedor ancestral y alguacil en el cabildo de Tacueyó. Ese mismo día fue asesinado José Domingo Tumbó, de la Asociación de Reserva Campesina.

En la mañana del viernes pasado hombres de civil dispararon ráfagas de fusil a Guardias Indígenas que iban en un carro designado por la Unidad Nacional de Protección (UNP) por la vereda Pajarito, cerca del Resguardo de Huellas en Caloto. El ataque ocurrió, luego de que comuneros encontraran unos cilindros cargados con explosivos en un sitio donde circulan hay mucho tránsito de personas.

“Que nos maten parados y luchando y no arrodillados y con miedo…No podemos seguir contando muertos”, dijo la consejera indígena Aida Quilcue.

Este año se reportan 36 líderes asesinados en la región, de los cuales 16 son indígenas y seis están ligados a procesos de la guardia. A ello se suman más de 50 amenazas, entre panfletos y mensajes de textos, que llegan no solo a nombre de disidencias, sino de ‘Águilas negras’, ‘Clan del Golfo’ y hasta carteles mexicanos.

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, rechazó y condenó estos actos violentos presentados en el norte del departamento. “Desde que conocimos la situación el fin de semana pasado, hemos estado atentos para apoyar y brindar garantías a los indígenas del Cauca”, señala el comunicado.

Así mismo, indica que pese a haber coordinado con la fuerza pública la realización de un comité urgente de derechos humanos y seguridad, en la zona afectada, esta no fue aceptada por autoridades del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric).

“Ante los hechos y la alerta emitida por la Defensoría del Pueblo el día de ayer, el Ministerio del Interior ha coordinado con autoridades competentes desde la CIPRAT, y el Observatorio de Orden Público se ha mantenido en permanente interlocución con autoridades del Cric para propiciar y mediar la coordinación de posibles acciones entre la guardia indígena y la fuerza pública”, agrega.