Las cartas de la defensa de ‘La Madame’ a un día de su juicio

Este martes, se inicia el juicio contra Liliana del Carmen Campos Puello, ‘La Madame’, investigada por la Fiscalía General de la Nación por los delitos de concierto para delinquir, trata de personas e inducción a la prostitución.

La Fiscalía señala a esta mujer de liderar una red de explotación sexual en Cartagena, que tenía tentáculos en otros países del Caribe hasta donde, según el ente investigador, enviaba jóvenes para prestar servicios sexuales.

Luego de que el 30 de julio se cumpliera un año de la detención de esta mujer en la llamada operación Vesta de la Fiscalía, recordada como la redada más grande contra la prostitución en Cartagena, EL TIEMPO habló con Iván Díaz Sabbag, abogado defensor de Campos Puello.

¿Cómo les fue en la última audiencia?

No admitieron la preclusión en favor de su papá y sobrino (familiares de Liliana del Carmen Campos, también investigados dentro del mismo proceso).

¿Cuándo se cumplen los tiempos para que la señora Liliana del Carmen Campos Puello pueda recuperar su libertad por vencimiento de términos?

Aún faltan días para el vencimiento de términos, pues hay que descontar las veces que la defensa ha solicitado suspensión de las audiencias.

¿En qué mes se daría ese vencimiento de términos, teniendo en cuenta que ya pasó un año de la detención de la investigada?

No sé exactamente cuánto nos van a descontar y debe ser no menos de un mes.

¿Cuál es el delito, de los tres que le imputaron a su cliente, qué más le preocupa a usted como defensa?

Pues la explotación sexual obviamente. Los demás son inexistentes. No creerás que ella persuadió a las otras chicas para que incursionaran a la prostitución.

Alias la madame permanece recluida en la cárcel para mujeres de San Diego, en el Centro Histórico de Cartagena, a pocas cuadras de bares, restaurantes y discotecas donde funcionaba su imperio de servicios sexuales para turistas con jovencitas prepago, la

Alias la madame permanece recluida en la cárcel para mujeres de San Diego, en el Centro Histórico de Cartagena

Foto:

Yomaira Grandett/ EL TIEMPO

¿Y la trata de personas?

Ellas ya estaban en esa actividad. Y tampoco existía una banda dedicada a eso, pues ella era la que manejaba todo.

Pero había mujeres que viajaban fuera del país y la Fiscalía presentó grabaciones de Liliana dándoles instrucciones…

Es cierto, pero con esas grabaciones no se demuestra ni que les pidió plata, ni que las indujo. Ayudarlas a salir del país no es delito. Ni siquiera es delito si sabes que van a prostituirse.

¿La Fiscalía tiene pruebas de que hubo menores involucradas?

Ninguna, sino estuviéramos en la hoguera. Eso es lo que hasta ahora la salva.



JOHN MONTAÑO

Redactor de EL TIEMPO

Cartagena

En Twitter:@PilotodeCometas