Mujer denunció acoso sexual delante de su hijo, en metro de Medellín

Un hombre fue capturado en la tarde de este martes, a eso de las 4 p. m., luego de que fuera señalado por una mujer de haberla acosado sexualmente, en un ascensor de la estación Industriales del metro de Medellín.

Según la versión de la mujer, ella estaba con su hijo de 2 años, cuando el desconocido empezó a tocarse y a mostrarle sus partes íntimas. Cuando el ascensor se abrió, ella empezó a gritar pidiendo ayuda y varios ciudadanos que estaban en el puente peatonal se acercaron e impidieron que el presunto responsable se fuera de allí.

Según el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana, los ciudadanos estaban agrediendo al hombre, pero pronto llegaron uniformados que estaban en el sector. El presunto acosador fue capturado y puesto a disposición de la Fiscalía, agregó el general.

Camacho explicó que aunque no existan videos del hecho, la denuncia de la mujer tiene gran validez en el proceso, con el agravante de que el presunto acoso sexual ocurrió delante de un menor de edad.

Hasta el momento, el hombre investigado no presenta antecedentes por ningún delito previo a los hechos de los que se le señala.

Tras conocerse el hecho, el Metro emitió un comunicado en el cual confirmó el hecho y rechazó el acto de acoso.

«El Metro rechaza el acoso sexual contra las mujeres no solo en el sistema, sino también en cualquier escenario público y privado. Y ahí la corresponsabilidad es muy importante. Por eso hoy se lanzó una campaña junto a la Secretaría de las Mujeres para declarar al Metro como territorio seguro para las mujeres y las niñas», indicó la empresa de transporte.

(Lea también: Mujer graba a hombre que acosaba a pasajera en el metro de Medellín)

¿En qué consiste la campaña?

Justamente, en la mañana de este martes, el Metro y la secretaría de las Mujeres de Medellín lanzaron una estrategia para visibilizar y prevenir el acoso sexual dentro del sistema, entendiendo el acoso como tocamientos, gestos obscenos, exhibicionismo o comentarios vulgares.

Con la iniciativa se busca que las víctimas de estos hechos informen al personal Metro y a la Policía para identificar y poner a disposición de las autoridades a los acosadores y también que opriman el botón rojo, que se encuentra dentro de los vagones, en caso de sufrir algún tipo de acoso sexual.

El Metro rechaza el acoso sexual contra las mujeres no solo en el sistema, sino también en cualquier escenario público y privado. Y ahí la corresponsabilidad es muy importante

Durante el lanzamiento de la campaña, cuatro actores –dos hombres y dos mujeres- llevaron los siguientes mensajes que se repetirán a lo largo de octubre y noviembre: “Cuando lanzas miradas morbosas e incómodas es acoso sexual”. “Cuando tocas a alguien de manera invasiva, es acoso sexual”. “Cuando dices un piropo vulgar es acoso sexual”.

Estas y otras frases alusivas a la misma temática también serán difundidas en las pantallas, carteleras, vallas y redes sociales del sistema.

El gerente del Metro, Tomás Elejalde Escobar, aclaró que el incremento en las denuncias, que se puede presentar con estas iniciativas, no significa que aumenten las situaciones de acoso, sino que se les da mayor visibilidad.

acoso sexual

La estrategia busca que en el sistema Metro se eviten y visibilicen los casos de acoso sexual.

Foto:

Jaiver Nieto. EL TIEMPO

“Lo que queremos hacer es desnaturalizar el acoso del que las mujeres hemos sido víctimas históricamente, que entiendan que las miradas y los toques es algo que realmente nos afecta. Las mujeres no nos estamos sintiendo seguras en el espacio público”, apuntó Valeria Molina, Secretaria de las Mujeres de Medellín.

Por su parte, Adriana Sánchez, vocera del equipo de gestión social del Metro invitó a los pasajeros a que cuando sean testigos de una situación como estas se solidaricen con la víctima y le hagan el acompañamiento para que esta sea atendida por el personal de las estaciones.

El protocolo que propone el Metro es hacerle un llamado de atención a la persona que está cometiendo la conducta incorrecta; luego buscar ayuda de otros usuarios, poniendo en común la situación que se está presentando y, finalmente, oprimir el botón rojo para que un funcionario atienda el caso.

MEDELLÍN